Recuperación AgroEcológica

El área de recuperación AgroEcológica comprende:

  • La micropropagación por germoplasma o germinación de semillas para producción de plantas endémicas que ha de llevarse a cabo en el laboratorio de la reserva.
  • El cuidado del crecimiento de éstas plantas en un vivero.
  • La extracción de especies introducidas y la reforestación con las plantas producidas.

¡Este área está actualmente inactiva y necesita ser reactivada!

Esta reactivación comprende en primer lugar la utilización del laboratorio para el proceso de micropropagación. Para ésto necesitamos de un voluntario experto en el tema que pueda llevar a cabo éste proyecto. En segundo lugar el área del vivero para el crecimiento de las plantas producidas necesita ser readecuada. Una vez alcanzados éstas dos metas esperamos poder contar nuevamente con una producción constante de plantas endémicas con las cuáles buscaremos nuevamente reforestar en zonas de interés ecológico o turístico.

Una vez reactivada el Área de recuperación AgroEcológica esperamos poder volver a promover las siguientes actividades:

  • Producción de plantas Nativas y Endémicas:

    Esta actividad consiste en la producción de plantas endémicas scalesia pedunculata  en un vivero de 700 m2 realizando actividades de germinación de semillas, llenado de tierra en fundas de papel, riego, control de insectos, construcción de camas para plantas, arreglo de las instalaciones del vivero en general.

  • Reforestación:

    Esta actividad consiste en sembrar las plantas producidas en el vivero en zonas de interés ecológico o turístico. Para esta actividad es necesario realizar el transporte manual de las plantas, excavar hoyos de aproximadamente 30 centímetros de profundidad con herramientas manuales, sembrar las plantas, recoger la basura que se haya generado en el proceso y regarlas cuando sea necesario.

  • Extracción de especies invasivas introducidas:

    Algunas de las plantas introducidas (aquellas que no son las islas Galápagos) son un riesgo para las plantas endémicas, pues ocupan su espacio y hábitat, por ello es necesario controlarlas cortándolas o arrancándolas de raíz.  Las especies introducidas más importantes y que causan mayores problemas son la mora y la guayaba. El trabajo de removerlas se lo realiza de manera manual, con machetes, azadones y con las manos.